Peppa Pig Display

¿Packaging?

Por Javier Coloma, adjunto a dirección

El siglo XXI se ha convertido en el siglo de la imagen. En este post nos centraremos precisamente en eso, en cómo cuidar la imagen del producto, de la marca y de la empresa.

Antes de comenzar tenemos que explicar qué es el packaging, es un término inglés que, en su significado más estricto, viene a decir que es la ciencia, el arte y la tecnología de inclusión o protección de productos para la distribución, el almacenaje y venta.

El packaging surgió con la intención de atraer al consumidor con un primer impacto visual y destacar frente a la competencia. Ante un mismo producto y precio el consumidor elegirá el que más identificado se sienta. Esto hace pensar que el embalaje de un producto puede marcar en la mayoría de los casos la diferencia entre el éxito y el fracaso de un producto.

El packaging es una de las principales herramientas de Marketing a la hora de impactar por primera vez en el usuario cuando llega su compra a casa. Es la presentación oficial como empresa y debe ser acorde con el producto y filosofía empresarial. El producto es el rey en la transacción y el envoltorio la reina.

Si tienes que sorprender a tu cliente hazlo bien, con un envoltorio diferente y llamativo, con un packaging chulo y divertido.

Es importante estudiar detenidamente la manera de empaquetar el producto, material, diseño, colores, combinaciones. La concordancia entre packaging y producto potencia positivamente nuestra imagen en el consumidor cuando el producto le llega a las manos. De esa manera se afianza y consolida la marca en el cliente. Lo que busca toda empresa es conseguir una excelente reputación, el packaging nos ayudará considerablemente.

Dos tipos 

El mundo del packaging no es solo la caja que guarda un determinado producto, pero si es el primer paso para fidelizar al cliente, es la manera de relacionar un envoltorio, original, divertido, colorido, chulo, con mi marca.

No sirve la excusa de su alto precio y en consecuencia merma otros gastos del negocio. Existen muchas empresas que son originales en el packaging y tienen precios asequibles.

Grupo Antón Comunicación

6

Hablamos de dos tipos de envoltorios que no son caros y su utilización suele ser un éxito. Esos formatos son los sobres acolchados o la caja postal. Estos formatos que dentro del mundo packaging te ofrece un margen de juego en la personalización muy interesante y a buen precio. Algunos directores de marketing de empresas no valoran lo suficiente el packaging. No son conscientes de su utilidad, eficacia y del impacto que tiene en el usuario, lo conciben como un gasto añadido. Nuestra obligación es utilizar todas las herramientas de marketing para dar a conocer nuestra marca.

Se ha demostrado que el envoltorio enamora al cliente y lo más importante, fideliza al cliente. Se debe incluir “siempre” la utilización el packaging como herramienta en tu estrategia de Marketing. Es una forma excelente de transmitir la personalidad de tu marca e impactar a tu cliente de una forma sencilla y con mucha originalidad.

Grupo Antón Comunicación

5

Deja un comentario

Pin It on Pinterest