AL RITMO DEL DESCUENTO

¿Y qué tal si además de pasar un buen rato bailando aprovechas y te ahorras un dinerito? Esto es lo que pensaron aquellos que participaron en la última promoción que ha llevado a cabo Springfield.

Del 14 al 19 de marzo la marca de ropa ofrecía a sus clientes un 25% descuento en todas sus compras, pero, si acudías durante la Dance Hour (de 12 a 13 h. y de 17 a 18 h.) y te pegabas un bailoteo conseguías un 50% de descuento. Una forma original y creativa de ahorrar unos euros, no creéis?

Además, para acabar de rizar el rizo, si acudías con tu padre durante la Dance Hour recibía directamente una prenda como regalo por el Día del Padre.

Nos encantan este tipo de acciones diferenciales que dinamizan los negocios y regalan experiencias!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest