¿No queremos ser europeos?

Pues al menos durante los meses que van de junio a septiembre vamos a europeizarnos un poco más con nuestro horario de verano. Como los suecos.

Y por las tardes, a lo mejor, nos ponemos a montar estanterías, aprendemos idiomas o incluso cocinamos comida típica europea como el Bretzel o el quiche francés, aunque algunas tardes seguiremos dedicándolas a vosotros.

O, simplemente, nos quitamos los zuecos y nos ponemos las chanclas.
Pues eso, de junio a septiembre estamos de 8 a 3 de la tarde.

Jornada intensiva

Deja un comentario

Pin It on Pinterest