Realidad Virtual, un negocio real

Por Javier Coloma, Adjunto a Dirección.

Esta es la definición estándar de realidad virtual:

“Entorno de escenas u objetos de apariencia real, generado mediante tecnologías informáticas que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él”.

Pero la realidad virtual está en todo nuestro entorno, un libro es una realidad alternativa generada por nuestra mente, una serie de ficción nos genera un mundo que durante los minutos de su emisión creemos, un programa de entretenimiento en televisión nos crea una mentira en la que participamos. Y ahora llega la realidad virtual inmersiva en 3D o con filmación de imágenes reales 360º. Las investigaciones realizadas en los últimos años en el campo de la imagen inmersiva, su visualización en dispositivos móviles y en gafas de realidad virtual, ha conseguido democratizar la realidad virtual convirtiéndola en negocio. Muchas empresas, primero en EEUU y ahora en Europa, ven una nueva forma de mostrar y publicitar un producto. Es marketing VR, Virtual Reality.

El marketing online inmersivo fideliza al cliente. Consigue llamar la atención del cliente, porque muestra un producto de una forma nueva e impactante, la realidad virtual lo consigue haciendo partícipe en la acción al espectador. Es vivir la ficción publicitaria de una manera casi real.

Los inicios

La aplicación de la Realidad Virtual, aunque centrada inicialmente en el terreno del entretenimiento y de los videojuegos, se ha extendido a otros muchos campos, como la medicina, la arqueología, la creación artística, educación, el entrenamiento militar, simulaciones de vuelo.

Como nunca lo habías visto antes

Perdido en una selva, caer en paracaídas, bucear bajo el mar, conducir una moto a toda velocidad, pasear por la Muralla China desde casa, visitar un volcán en erupción, que vean decenas de alumnos de medicina una operación en directo, reparar una rotura en una plataforma petrolífera con las indicaciones del técnico a miles de kilómetros, ver a tu hijo nacer en Australia y tú estás, trabajando, en Alaska, y todo lo que podamos imaginar.

Dicho entorno es contemplado por el usuario a través de un dispositivo adaptado, las gafas o casco de realidad virtual. Éste puede ir acompañado de otros dispositivos, guantes o trajes especiales, que permiten una mayor interacción con el entorno virtual, aumenta la percepción de los estímulos que intensifican la sensación de realidad.

El año 2015 ha sido el primer capítulo del libro llamado Realidad Virtual” que se escribirá sucesivamente en los próximos años. El primer gran paso en la realidad virtual lo dio Facebook, compró la empresa que fabrica la marca de gafas Oculus Riftd. Apostó por unos novatos que han cambiado el mundo, mejor dicho han creado otro, el virtual. En otro post contaré la historia de amor entre Facebook y Oculus Rift.

Las gafas VR Oculus permite ver recreaciones en 3D y vídeos filmados en 360 grados. Estas gafas necesitan alimentación de un ordenador para su funcionamiento. Es la forma más real de ver lo artificial, te transporta a un espacio ficticio, el resto lo hace nuestro cerebro procesando esta visión y creando la sensación inmersiva.

El cine del futuro

Los tentáculos de la realidad vitual han llegado a la cinematografía, en este 2015 comienzan a crearse las primeras productoras de cine de realidad virtual y consagrados directores como Steven Spielberg y George Lucas se ponen las pilas para experimentar con este tipo de filmaciones, hace años Spielberg comentó en una charla sobre el cine del futuro:

“Nunca vamos a ser totalmente inmersivos, siempre y cuando estamos viendo un cuadrado, sea una película en la pantalla de cine o en el ordenador. Tenemos que poner al espectador dentro de la experiencia, no importa donde mire, tiene que estar rodeado de una experiencia tridimensional. Eso es el futuro “.

Estás dentro

Es el momento de acercarse al futuro y de ver la vida a través de la realidad virtual, el momento de sentirse partícipe de experiencias y lugares a miles de quilómetros de casa.

No olvidamos la importancia del dispositivo móvil en la actualidad y para la realidad virtual ha sido fundamental para su democratización y difusión por todo el planeta.

Los nuevos dispositivos que nos acompañan están provistos de la tecnología necesaria para poder ver vídeos de realidad virtual, es necesario una carcasa de cartón para oscurecer el entorno y disfrutar de las imágenes.

Google tuvo la genial idea de crear las Cardboard son gafas de cartón que te puedes hacer tu mismo, en su interior se coloca el móvil, previamente te descargas una aplicación para ver los vídeos de realidad virtual y a disfrutar de una inmersión de andar por casa. Esta posibilidad abre miles de ventanas al mundo virtual. Todos disponemos de un pequeño ordenador en nuestros bolsillos y sumado a las gafas de cartón, tenemos Realidad Virtual al instante.

oculus

Un negocio real

El negocio empieza a brotar con fuerza y las inversiones también, el año pasado se inyectaron 3.000 millones en el mercado de la realidad virtual, Google, Samsung, Microsoft, Facebook, HTC, Sony, la lista aumenta cada mes. Las grandes marcas apuestan porque saben que el futuro del entretenimiento es la Realidad Virtual. La maquinaria de estas supermarcas se ha puesto en marcha y no piensa parar.

Los parques temáticos, el cine, los videojuegos, el hardware, el software son los elementos de la industria que formarán parte del negocio inminente de la Realidad Virtual. Un ejemplo, en 2015 una de las apuestas por esta tecnología fue la realizada por Disney. La multinacional invirtió 65 millones de dólares (unos 57 millones de euros) en Jaunt, un fabricante de cámaras de realidad virtual y estudio de cine que ya ha creado contenido para cadenas como ABC o CBS y que ha llamado la atención en Hollywood. Jaunt ha llegado también al mundo del deporte con la retransmisión del pasado All Star de la liga de hockey sobre hielo estadounidense la famosa NHL, lo que confirma que el futuro del consumo de cualquier tipo de contenido audiovisual apunta hacia la realidad virtual. No solo las vacaciones del futuro podrían disfrutarse a través de unas gafas: el fútbol de los domingos se verá pronto en 360 grados.

Los próximos años son claves para el crecimiento de la realidad virtual de manera exponencial, en tres años se pretende un mercado de 19.000 millones. Incluimos en este mercado las app stores, la descarga de aplicaciones será un negocio que dificulta la piratería y aporta fidelidad.

La Realidad Virtual está aquí, quieres mirar.

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest