IDEARIO DE UN GRUMETE II

Por Roberto Marín, grumete de los Antonautas en 6 Sombreros Creativos.

Un día más a bordo. Cada día más nauta y menos grumete. Termina la sesión, ya tenemos la foto que queríamos, toca recoger todo y despedirse. Acaba un día especial en la agencia. Hoy hemos realizado la imagen que aparecerá en una campaña de exterior. Acostumbrado a ver el resultado de mil y una campañas en la carrera, he de decir que ha sido interesante, exigente y sorprendente ver los entresijos de todo el proceso que es necesario ejecutar, para hacer realidad una idea a nivel profesional.

Dirección de arte eligió dos localizaciones geniales en Alicante para acompañar a los protagonistas, los vinos Bocopa. Se ajustó el color del cielo, el atardecer acompañaría a Marina Alta. El departamento de cuentas hizo posible que el atrezzo, modelos, fotógrafo y anunciante estuvieran en lugar y hora indicado. Se cuida a colaboradores y todos los detalles hasta dar con esa imagen perfecta que verá la luz.

A un lado de la cámara, se sitúan producto y marca, modelos, atrezzo y luces sobre el decorado mediterráneo de la ciudad de Alicante. Del otro lado un equipo humano de más de diez personas: fotógrafo y equipo técnico, peluquería, vestuario y maquillaje. Departamento de Cuentas, dirección de arte, creativo y staff técnico que lo harán realidad.

Marina alta

Voy asimilando el entorno e integrándome, se difumina la mirada que todos tenemos cuando descubrimos algo por primera vez. Ya queda lejos cuando solicité las prácticas en Grupo Antón y tras unos días navegando, empiezo a descubrir cómo funcionan. El ritmo es frenético, todos los departamentos se mueven a un mismo son. Cuentas, comunicación y online no pierden de vista el cómo y el cuándo dar altavoz a lo que las marcas quieren expresar. Creativos, arte y copy, son los que juegan y desarrollan esas piezas capaces de comunicar lo de siempre de una manera diferente. Y quien piense que esta agencia sólo se dedica al medio exterior está muy equivocado. En pocos días lo he comprobado con mis propios ojos. Ellos me han hecho cómplice de multitud de retos.

Me han puesto a prueba, me han pedido buscar miradas diferentes. Encontrar el nombre para el bautizo de una nueva marca, elegir el envoltorio perfecto (packaging) al regalo ideal. Sintetizar una campaña en 10 segundos de radio, trasladar una marca a las calles del street marketing. Elegir el evento y su recuerdo (marketing directo) perfecto que hagan inolvidable al anunciante a su público.

Diseñar una gráfica o un eslogan llamativo para el espacio exterior. Intentar mejorar el mundo con campañas sostenibles y de RSC. Y mucho más… Estos Antonautas te embarcan en muchas y diferentes aventuras publicitarias y os puedo decir que enrolado en la vorágine del día a día, recibes un aprendizaje inmenso. Siento que me voy desprendiendo del aura de grumete y que cada experiencia vivida me acerca más al nauta que quiero ser.

Me encanta partir de lugares compartidos y viajar a través de la creatividad a mundos diferentes. Porque que las cosas sean de una manera no significa que no se puedan cambiar. Son las 23h., cae la noche, deshago los pasos de la mañana, camino de vuelta a casa. Pensativo, taciturno, echo la mirada atrás, a los últimos años y esbozo una sonrisa al descubrir que lo que muchos dijeron que era una quimera se ha convertido en realidad. Este Ideario de un grumete continuará…

 

 

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest