Carta a Nuestra Madre, María Teresa Puntes

Querida Mamá:

Es 1 de mayo cuando escribo estas líneas. ¡Madre mía! Hace casi 50 días que comenzó esta pesadilla real, con la pérdida de más de 25.000 personas en España.

Como quien eres, siempre has ejercido ese instinto protector con nosotros, tus tres hijos, y con tu familia en general, en la que incluyo también a las 60 personas del equipo humano de GRUPO ANTÓN COMUNICACIÓN y a sus familias, a las actuales y a las que a lo largo de los casi 60 años han trabajado y vivido “en” y “por” la empresa.

Según los entendidos, somos ya un “grupo de alto riesgo”, teniendo esa edad y esa estructura de empleo. Pero, como tú sueles decir con mucha gracia:  “Si GRUPO ANTÓN va mal, Elche va mal y España va mal”.  Podemos verlo del derecho o del revés pero, en estos tiempos, nuestro principal deseo y prioridad es conservar los puestos de trabajo, a lo que te aseguro dedicaremos cada uno de nosotros absolutamente todo nuestro talento, con creatividad y sacrificio.

Esta es una carta de FELICIDAD y ESPERANZA. Somos muy felices de poder cuidaros al papá y a ti, porque estáis bien de salud, y nos gustaría que para todos los españoles fuera así.

Y afirmo con rotundidad que estamos muy esperanzados en que pronto volverán a brillar los “mil soles” que darán luz al mundo para guiarnos, unidos, por el camino bueno y correcto.

Todos los días de cada año, desde que nacimos, hemos encontrado tu AMOR envuelto de cariño, protección, buenos consejos, advertencias, miradas, abrazos, besos…

Por ti estamos aquí hoy. Y, en este día de recuerdos, queremos hacer la mayor manifestación del Universo de Admiración hacia a ti.

Con todas nuestras fuerzas, de tus tres hijos y de los otros 60, que te quieren.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest