Como en el cole, pero en casa

Hace ya tres meses que se decretó el cierre de todos los centros educativos de España, incluidos los comedores escolares. El día a día de las familias dio un vuelco. Empresas como IRCO reaccionaron muy pronto para ayudar en lo máximo posible, sobre todo en algo tan fundamental como la alimentación.

Una de las primeras medidas que se tomó para contener la difusión del coronavirus fue el cierre de los centros escolares, incluso antes de decretar el estado de alarma. En IRCO, empresa de restauración colectiva que atiende diariamente a aproximadamente 60.000 estudiantes en más de 550 centros escolares, fueron rapidísimos y actuaron de forma inmediata desde el primer momento.

Crearon el programa “IRCO en Casa” para aportar valor a las familias durante todo el confinamiento. Bajo el hashtag #YomequedoenCasaconIRCO desarrollaron diferentes recursos para ayudarles a llevar una alimentación saludable, siguiendo los parámetros de expertos nutricionistas de su equipo. IRCO ha estado proponiendo un menú semanal completo compuesto por las cinco comidas del día, con Recetas y Happy Snacks So Good. Además, incluye la elaboración de recetas de aprovechamiento para que la cesta de la compra también sea equilibrada para el bolsillo.

Siguiendo el proyecto educativo que se estaba llevando a cabo durante este curso, crearon un calendario semanal de juegos enfocado a toda la familia, con ejercicios físicos y actividades para entretenerse y mantenerse en forma en casa. El equipo de IRCO también se sigue manteniendo muy activo, grabando vídeos con divertidas iniciativas para que fuera más llevadero el confinamiento y después de él.

Para nosotros ha sido todo un orgullo ayudarles a hacer posible “IRCO en Casa”, colaborando la elaboración de contenidos, diseño y difusión de todo el programa en redes sociales.

También queremos destacar su implicación social, colaborando en comedores sociales con Cruz Roja y haciendo donaciones de alimentos. A través del Plan SYGA, han mantenido el servicio de tres comidas diarias para más de 3.000 alumnos en riesgo de exclusión social en Andalucía.

Es un placer trabajar con clientes tan comprometidos con la sociedad.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest