La campaña que no queríamos que se viera

Hace unos meses, en colaboración con el Ayuntamiento de Elche, preparamos una campaña de concienciación para frenar la propagación del coronavirus que nos hubiera encantado que hubiera tenido una difusión mínima.

Hace justo 7 meses se paró el país. Con la proclamación del estado de alarma, de repente nos encontramos en una situación que nunca habíamos vivido. El coronavirus desató una crisis sanitaria de tal gravedad que hizo que todo avanzara muy poco a poco. Cualquier paso en falso podía suponer perder de golpe todo lo recorrido y tener que volver a empezar, regresar a una casilla de salida muy dura.

Y tomamos como idea esa premisa. Cuando las cifras empezaron a bajar, mucha gente se relajó, creyendo que el Covid formaba parte del pasado. Era necesario recordar que no se trataba de un juego. Desde la Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de Elche quisieron lanzar un mensaje para concienciar a toda la ciudadanía ilicitana de que no retroceder dependía de nuestra responsabilidad e insistir en la importancia de seguir las medidas de prevención, siendo fundamental el uso de mascarilla y la distancia de seguridad.

Una campaña que se ha difundido durante estos meses a pie de calle, autobuses, vallas publicitarias y canales online (banners, website y RRSS). Y todavía hoy sigue vigente. Pero, por una vez, nuestro mayor deseo es que mañana mismo pudiera retirarse de la circulación.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest